26 diciembre 2009

BON NADAL

Rafa Nadal ha llegado a un acuerdo con la empresa mallorquina de Galletas Quely por la que el tenista será imagen de la marca afincada en Inca. El prestigio del también mallorquín Nadal será el aval que potencie la imagen exterior de Quely. Esta firma comercial tuvo su origen a mediados del siglo XIX. La familia Doménech y su horno de Can Guixe, comenzarían por aquel entonces la fabricación y comercialización de un producto reconocido por cualquier ciudadano balear y por muchos de los millones de turistas que, anualmente, copan sus hoteles en busca de sol, diversión y demás excelencias. En un principio fueron las 'galletas de barco' ya que los navieros reclamaban productos parecidos al pan para sus largas travesías. Más tarde serían conocidas como las 'galletas d'Inca' o 'galletas d'oli'. En 1993, sus instalaciones fueron devastadas por el fuego, pero la empresa logró renacer y ahora busca en Rafa Nadal una extensión de su fama.

El actual número dos del mundo es, sin duda, el embajador más importante que posee el archipiélago balear. Ha prestado su imagen a una compañía de seguros, a una marca de coches y a otra de relojes, pero sobre todo, es el estandarte del Instituto Balear de Turismo [IBATUR] a quien le une un contrato trienal por el que será la imagen de las islas meditarráneas a través de vídeos (algunos pueden verse en Youtube) y soportes publicitarios que, distribuidos por el mundo, recordarán de paso, de dónde es originario el tenista Rafa Nadal. Otra forma de felicitar la navidad por parte del tenista.

20 diciembre 2009

UN ALTO EN EL CAMINO

Porque no sólo de pan vive el hombre, ni de tenis este blog. No estamos solos. Ni aislados. Hoy quedó escrito en la hemeroteca real del deporte, una página con membrete para la historia, un silencio reconocible, un carácter para recordar y una gesta, como mucho, igualable.

El Fútbol Club Barcelona, tantas veces en la creencia de los dioses ajenos, ha firmado y ha afirmado al mundo que, sin expresiones de orgullo prepotente es también posible descifrar caminos y triunfos reconocibles por todos. Nadie antes había alcanzado tanta altura con tan poco impulso. Pep Guardiola, un hombre que sabe demasiado y no sabe bien cuánto desconoce realmente, ha capitaneado al más que probable, mejor equipo de la historia del fútbol. En su fórmula diferenciamos educación, respeto permanente, trabajo silente, falta de rendición, fe por ser uno mismo, afecto por la familia (cantera), dolor limitado y ser siempre humano al final del camino cuando, chupando los huesos de los seis títulos conseguidos, lloró y se recordó, a buen seguro, que nadie antes había sido tan profeta en su tierra ni tan rey en el fútbol. Liga, Copa del Rey, Champions League, Supercopa de España, Supercopa de Europa, Mundial de Clubs además de un juego y una victoria majestuosa en el Bernabeu. Hablo de la memoria y no con la mente. Si así lo hiciera, hablaría más. Pero hoy existe un alto en el camino, la mejor hora de un Barça fantástico, el Barça de las seis copas.

Estimado Rafa: A veces las preferencias sobre un deporte u otro, sobre éste o aquél jugador, sobre escuadras diferentes, sobre determinadas personas, no son en ningún instante, obstáculo para reconocer que, en las excelencias que mostró este Barça, se adivinan muchas o casi todas las virtudes que exhibes en la cancha, en tu casa y en tus palabras.

10 diciembre 2009

TE ESPERAMOS

Para la próxima temporada y para Rafa Nadal, el objetivo es arrebatar el número 1 al suizo Roger Federer, según informa Eugenio G. Delgado del diario 20 MINUTOS.


Emiratos Árabes. Primera semana de 2010. Partido de exhibición. Allí Rafa iniciará el año pensando seguramente cómo defender su título individual en el Open de Australia a partir del 18 de enero. Su único Grand Slam sobre pista rápida se antoja como una quimera para un tenista que no necesita descansar. Descansar ahora. Ya tuvo dos meses de inactividad cuando sus rodillas quisieron. Confundió sentimiento con rentabilidad. Sentimiento por aceptar jugar en Madrid a mediados de mayo y la rentabilidad infinita que hubiera supuesto, quién sabe, haber ganado de nuevo Roland Garros. De esta forma sanó la herida abierta que Roger Federer no sabía cómo curar cuando quería, pensaba, soñaba, imaginaba algún día ser rey por un día en París. Rafa, como buen amigo, le brindó el mejor escenario, se ofreció como rival de postín y su colega Roger levantó los brazos para siempre.

Federer y Nadal caminan de la mano construyendo uno de los duelos más limpios del deporte. No son ni tan siquiera parecidos. Roger muestra carisma cuando es invencible, cuando su derecha le afirma y cuando su servicio le alienta en los momentos oscuros. Rafa muestra elegancia cuando es vencible, cuando su revés niega el deseo rival y cuando su servicio nunca es el número uno. Y así es pues el mallorquín ocupa el puesto 56 del mundo en puntos de aces. Sin embargo, queda el resuello de saberse también como el jugador más efectivo con su segundo servicio (56%).


Sabrás únicamente tú qué tiene que ocurrir para que el próximo 2010 los medios de comunicación liberen parte de su adrenalina contigo. Sabrás sólo tú cuándo los rivales que te persiguen se cansan de mirarte de espaldas. Sabrás tú por qué rindes culto al deporte y a una forma de vivir. Sabrás quiénes son las personas por las que cambiarías triunfos por alegrías. Y no sabremos nunca el significado de aquello que tu mirada esconde cuando no pareces mirar a nada ni a nadie y todos te miramos. Te esperamos cuando llegues aunque no llegues nunca, Rafa.

08 diciembre 2009

ESPAÑA REVALIDA LA COPA DAVIS

España brindó con cava. En Barcelona, cava de Cataluña. La cuarta Copa Davis es de Nadal, Ferrer, Verdasco, Feliciano, Ferrero y también Tony Robredo. En tres días, el combinado checo sintió por qué el tenis español es, actualmente, el mejor. No les bastó a Stepanek, Berdysch y compañía que Nadal no fuera número uno, ni que Ferrer hubiera descendido puestos en la clasificación ATP, ni que Ferrero se molestara, ni que Robredo no estuviera onvocado. En tierra batida, España tiene los pies en el suelo más que ningún otro equipo. No en vano, sus últimos 19 enfrentamientos fueron victorias. Ya aventuró Costa, el capitán, que el partido de dobles sería trascendental. Fue el día que oficialmente ganaron. Verdasco y Feliciano sufrieron para ganar a los checos y conseguir el definitivo tercer punto de la final. Nadal, por su parte, ya había inaugurado el día antes el marcador derrotando a Berdysch por 3-0. Y después de la seguridad que concede saberse con la ensaladera, el domingo, de nuevo Nadal y Ferrer (no concedió Costa ni el premio de participar) derrotaron a sus rivales para completar un resultado sin puntillas, 5-0. Desde la Suecia del incombustible Borg, no se había vuelto a producir tal marcador. Sin puntillas y de puntillas, llegaron los checos, esos chicos que pretendían hacer lo mismo que, un año anterior, hicieron los españoles en Argentina: ganar como visitantes una final de Copa Davis.

Olvidado por único, criticado en multitud, héroe por un día, David Ferrer firmó el partido más brillante de su carrera deportiva en el segundo punto de la eliminatoria al derrotar al número 1 checo, Radek Stepanek. Jugador éste con toques de genio, con mimbres de hierro y con figura de atleta, planteó de manera perfecta un partido ante la incertidumbre mental de un David Ferrer que acabó por levantar un partido que tenía perfecta y justamente en la cuneta cuando perdía por dos sets a cero. Pero parece que cuando Ferrer llora 'de rabia', algunos partidos cambian para entrar en la historia.

Hace nueve años, en el Sant Jordi, Juan Carlos Ferrero se convirtió en el héroe de la final. En 2004, La Cartuja de Sevilla vio la mejor versión de Carlos Moyá. Cuatro temporadas después fue Fernando Verdasco en Mar del Plata quien consumó el último punto con una derecha ganadora. David Ferrer (Jávea, 1982) es señalado, esta vez, como el jugador que ganó el punto clave ante la República Checa.

Nadal cumplió ganando dos puntos y así terminar la segunda mitad de la temporada de esta manera con un título que abrirá a buen seguro las puertas que falten por abrir para alcanzar el nivel que le conduzca a ganar para ser, y no por ser simplemente Nadal para ganar. Los presidentes de gobierno, ministros varios, secretarios de corbata, peces de colores en política y asuntos a investigar, se visten de gala para agasajar y fotografiar copas como si tuvieran algo que ver con una pelota, un balón o una lesión. El presidente Zapatero, humilde y menos zalamero, recibió al equipo español y acertó al definirlos como 'la mejor generación de deportistas españoles de todos los tiempos', según informa Europa Press. Recordaría a buen seguro al equipo nacional de baloncesto, de futbol, de balonmano, de hockey, al Barça, al equipo nacional de baloncesto, a la Natación Sincronizada, a Fernando Alonso, a Contador, a Marta Dominguez, a Julián Simón y olvidaría a tantos otros que ganan lo que ganan (en competición) a pesar de ganar lo que ganan (dinero, me refería).

Rafa Nadal fue uno más de un equipo que rezaba y rozaba a un título tan prestigioso como la Copa Davis. Ganó el prestigio de ser uno más, de alentar como el que más y de celebrar sin más el fin de una temporada firmada por la inquietud. Ni un Grand Slam (Australia), ni cuatro títulos individuales (Indian Wells, Montecarlo, Barcelona y Roma) ni ahora el triunfo en el Palau Sant Jordi, son capaces de eclipsar la sombra de un titular indiscutible. Él como icono de la necesidad, de estar al ganar o al perder.
FOTOGRAFÍA - Tomás de Cos

04 diciembre 2009

FINAL DE LA COPA DAVIS

España disputará la final de la Copa Davis buscando repetir el título contra la República Checa en el Palau Sant Jordi de Barcelona, aunque sus dos líderes, Rafael Nadal y Fernando Verdasco, no estén en su mejor momento. La final arrancará el viernes 4 con el partido individual entre el número 1 español Rafael Nadal y el 2 checo, Tomas Berdych, según el sorteo celebrado esta tarde. De ocho enfrentamientos, el checo ha derrotado a Rafa en tres de ellos, la última en la semifinal de Montecarlo. Cierto es que sobre tierra, Rafa siempre superó a Berdych. El otro cruce del día será entre David Ferrer y Radek Stepanek. El sábado se disputará 'el partido más importante de la eliminatoria', según Costa, capitán del equipo español, entre Feliciano López y Fernando Verdasco contra los checos Hajek y Dlouhy. En la última jornada, el domingo, el duelo individual entre Nadal y Stepanek (los dos números 1) y el encuentro por el último punto entre Ferrer y Berdych, cerrará la final de la presente edición de las Copa Davis."Jugar en casa es una ventaja y jugar la final no será un punto de inflexión en mi vuelta a la competición', declaró Nadal ante las cámaras de RTVE con motivo de la presentación de la final.

España podría ganar en el Palau Sant Jordi su cuarta ensaladera tras haberla conquistado ante Australia en 2000 (3-1), ante Estados Unidos en 2004 (3-2) y en la última edición ante Argentina y en Argentina (3-2). La República Checa como tal, ganaría por vez primera aunque ya en 1980, la antigua Checoslovaquia derrotó a Italia en la final (4-1).


No lo es. No es un punto de inflexión. Es una copa. La Copa Davis. Una manera de presentarse nuevamente ante el mundo con las mismas armas que te colocaron en los palcos del tenis. Miles de personas tenderán sus miradas a la tierra de Barcelona para fundamentar su opinión en torno a si tú, Rafa, estás o no estás disponible para ser, de nuevo, el número 1. Es indiferente. Eres genio en la timidez y bravo en la derrota, eres una raqueta que anda y un silencio que habla cuando todos callamos para verte.

MARCADORES