30 mayo 2010

HA VUELTO A GANAR EL CHICO

No sabía que LLEYTON HEWITT hubiera sido ídolo de RAFA NADAL. Después del partido disputado entre ambos en la actual edición de ROLAND GARROS, el mallorquín, que derrotó al australiano (6-3, 6-4 y 6-3), no dejó dudas acerca del porqué de su predilección por Hewitt. A pesar de haberle ya había apeado en 2009, de mal recuerdo para el insular, el australiano abandonó la pista central de París convencido de haberse enfrentado a su antídoto perfecto.

Viendo detenidamente evolucionar en una pista de tenis a jugadores como estos dos últimos, llega pronto a la memoria las pausas efectivas y los desplazamientos aparentemente sin esfuerzo alguno de ROGER FEDERER y es fácil comprobar y compararlos con el despliegue físico que Rafa Nadal exhibe y demuestra en casi todos sus partidos. Con esta facultad, tan innata como entrenada, Rafa es solvente ante rivales cuyo servicio es superior al suyo, puede permanecer en el fondo de la pista o puede insistir con descaro ante puntos débiles de sus rivales.

Rafa es la inteligencia del
primer toque y a cualquiera de sus estrategias, le avala su potencial físico. La evolución de su revés ha modificado los planes de rivales que creían poderle arrinconar por ese lado. Rafa enmienda en cada presencia un drive increíblemente liftado para tratarse de una bola de tenis. Sólo una técnica como la suya y un brazo inagotable (seguro que siempre tendrá dolores post partido) pueden explicar por qué Nadal es capaz de enfrentarse a enemigos como Hewitt y soportar (ambos) puntos que necesitan para ser resueltos quince o veinte golpes de auténtico martillo, por su velocidad, colocación, profundidad y liftado. Tenista, deportista y ser humano, el balear parece siempre recibir de corto y sin esmoquin sus mejores noticias, informaciones luego difundidas como la luz por gentes casi anónimas del tenis que comentan con agradecimiento explicable cómo "ha vuelto a ganar el chico". Así, con esta frescura me lo haría saber Cristina, una lectora. En definitiva, un encuentro "sólo" de tercera ronda del Abierto de Francia, pero un partido fantástico de tenis. A Nadal le espera de nuevo la historia de ROLAND GARROS y el brasileño THOMAZ COCCHIARALI BELLUCCI, que eliminó al croata IVAN LJUBICIC en octavos de final.


2 comentarios:

  1. Ehhhhh! Vaya sorpresa...resulta que ahora soy creadora de titulares!. Pues nada, "hemos" hecho una excelente entrada en el blog, que lo sepas. A ver si me he equivocado de profesión....

    ResponderEliminar
  2. La información no es algo exclusivo de un medio de comunicación. La gente más próxima, los personajes cercanos, elaboran sin quererlo parte de lo que uno puede después escribir. Y tú, Cristina, eres una fuente de información permanente en tenis y en no tenis. Gracias por tu interés.

    ResponderEliminar

MARCADORES