29 junio 2010

OBJETIVO CUMPLIDO

Desde que el pasado 18 de noviembre de 2009 este blog abrió su primer post, el tenista Rafa Nadal ha disputado dos Grand Slam, seis Masters 1000 y un torneo de exhibición. El balance de resultados en todos ellos no es, a pesar de lo que pueda parecer, menos decisivo que cualquier objetivo que nos marquemos en la vida cotidiana. La imagen que proyectamos al exterior es la configurada por las anónimas disputas en las que, diariamente, buscamos objetivos diferentes.

Para el periodismo, el lector es un alma mater. Escribimos para comunicar y para que los lectores se comuniquen con mayor argumentación y conocimiento. De ahí la necesidad de veracidad en el mensaje. No podría definir con seguridad qué buscan los lectores digitales de un blog tan anónimo e inicial como este OBJETIVO NÚMERO UNO. Sin embargo, cada uno de esos lectores supone para esta bitácora y hasta hoy, el peso de su verdadera connotación en el deporte del tenis. Si alguien comenta, este blog deja de ser algo personal para ser de todos ellos. Cada comentario, entonces, certifica la existencia real de que la palabra ha encontrado algún destino y una línea donde asentar cualquier opinión. No creo que exista en el periodismo digital más valioso hipertexto que el lector.

Por detrás del espacio de cada entrada ha permanecido siempre erguida la presencia inmediata de una profesora que, con pocas y en pocas palabras, ha modelado de entre lo más conveniente, lo más adecuado. Este blog fue creado a instancia obligada de una asignatura en la Licenciatura de Periodismo de la Universidad de Valladolid y la presencia de aquella profesora puede haber sido decisiva para ejercer la libertad de creación en este blog como algo tan factiblemente posibe como necesario.

El protagonista de todas las escenas ha sido Rafael Nadal. Tenista en la realidad, prestidigitador de sueños ajenos, hombre de futuro y del futuro, tan ejemplar como desconocido, su actividad deportiva despertó mi interés para convertir una obligación académica en un placer personal. Escribir por y para él supone, en muchas noches, una dosis extra de oxígeno y aliento. Gracias en la máxima expresión a ti, Rafa, por la atención brindada a mensajes públicos y privados como estos, a tu sonrisa de puertas hacia dentro y a todo lo que desprendes sin aparente puesta en escena. Y también gracias a la siempre cercana amabilidad en este caso de un jefe de comunicación, Benito, que en su confianza posibilita toda mi disponibilidad.

Tanto que Rafa Nadal volviera a encabezar el ranking ATP como que obtuviera su quinto Roland Garros, eran realidades por cumplir para este blog que hoy ha visto colmado su primera razón de ser: estar al servicio de cualquier lector cuando me sea solicitado además de siempre presto a un personaje extraordinario como Rafa Nadal. Uno por uno, gracias a todos y por ahora, hasta siempre.

Para cualquier comunicación
francisco.fbazan@uva.es


06 junio 2010

EL HONDERO BALEÁRICO

Veinte cuatro años de vida y veinte cuatro títulos entre Grand Slam (7) y Masters 1000 (17), RAFAEL NADAL PARERA (3 JUNIO 1986) ha convertido en París su sueño en una alegría multitudinaria. Después de vencer en la final al escandinavo ROBIN SÖDÉRLING (6-4, 6-2, 6-4), hemos podido contemplar sobre la arena francesa el cuerpo de un tenista nacido para el deporte y para el ejemplo. Sólo él -y sus allegados quizás- podrían explicar de dónde o de quién ha podido heredar tantos ases en la manga y tanta empatía. Parece como si a los rivales les llegara (normalmente) un instante en sus partidos en donde creen haber participado de un enfrentamiento contra Rafa Nadal y extender su mano es también un triunfo para ellos. Sin abandonar los principios que envuelven al deporte, cada deportista observa hacia dentro cuando trata de exponer sus argumentos para ganar. Robin Söderling, finalista en la última edición, planteó su partido incluyendo a Nadal en el convencimiento de haberle derrotado en sus últimas confrontaciones (Rolanda Garros 2009 y Copa Masters Londres 2009). Rafa Nadal, a pesar de declarar que su sexta final en París no era una venganza, regresó a la Philippe Chatrier convencido en su mirada de exprimir en cada punto las esperanzas de su rival. Ocurre que cuando los ojos hablan, a veces vienen a significar más que un sentimiento. Nadal ha convencido al mundo del tenis -si existía aún duda- que sólo una rodilla puede hacérsela doblar, ha dejado maniatada entre las nubes y los soles de París una estrategia obsesiva por ser siempre un número uno. Tal vez por ello había manifestado no importarle demasiado alcanzar hoy dicho honor del ranking ATP.

Su quinta copa de mosqueteros ha venido precedida por un torneo perfecto (no cedió un set) y de una final maravillosamente confeccionada por Nadal. A su ya conocida y habitual concentración, unió un espíritu abierto para persuadir a su rival de que hoy sería imposible repetir gesta. La mirada de Nadal, en ocasiones hoy desafiante, refería a pasados enfrentamientos, pero también a pasados angostos de un año duro para el mallorquín. Rafa simplifica cualquier éxito y convierte sus lágrimas en una explicación por todos entendida. Restaba ver, para los espectadores que no tuvieron la fortuna de estar en París, cada instante de una celebración que encerraba además de ganar al sueco, levantar de nuevo Roland Garros y retomar el NÚMERO 1 DEL RANKING ATP. La televisión francesa eligió, sin embargo, la imagen del aplauso de una reina antes que el saludo último de dos finalistas del mejor torneo del mundo sobre tierra batida. Y no satisfecha aquélla, cuando Rafa Nadal, tras recibir los honores de campeón, tomó el micrófono para dirigirse al público parisino y reconocer tanto a su rival como a sus familiares presentes y equipo de colaboradores, a su alma sentado entre el público, la realización de la televisión gala creyó más oportuno mostrar un plano general de la espalda de los recogepelotas en vez de los boxes con el equipo de Nadal.

Para Söderling ha sido, seguramente, una final difícil en la que nunca creyó haberse sentido ni como en casa ni mínimamente cómodo. Sus declaraciones prepartido no midieron su repercusión y éstas se volvieron contra él. Su torneo, magnífico, no empaña un ápice saberse dos veces finalista en París frente a rivales como NADAL y FEDERER. Y para éste último, hoy puede que haya sido un día sobradamente inquietante, premonitor de sus peores y continuos pensamientos en torno a su amigo y más enconado rival. Ambos son conscientes de que ceder el número uno del mundo es algo accesorio. Sin embargo, puede que Roger Federer haya comenzado desde hoy a confiar sólo en asuntos extradeportivos para desbancar al mallorquín del cetro mundial. Y aún más importante, quizá dude del rédito que su obsesión puede hacerle abonar frente a Rafael Nadal. Mejor tenista de todos los tiempos para muchos expertos, para quien suscribe acompañada dicha afirmación con el adjetivo técnicamente, sólo. Federer alivia el pensamiento con sus infinitos Grand Slam y con haber ganado al fin en París (2009, frente a Robin Söderling). Siempre he creído que la derrota que Rafa Nadal le endosó en la final Roland Garros en 2008 (6-1, 6-3 y 6-0) le influyó decisivamente para mirar desde entonces con algo más que duda deportiva al hondero baleárico, como le definió el tenista Tomás Carbonell durante la retransmisión de RTVE. Hoy, Federer no ha jugado ninguna final, pero seguramente haya sentido que sí.

Cuesta creer que el juego de un deportista atesore el valor necesario de congregar a gentes tan ajenas al deporte frente a una televisión. Lo difícil es competir, lo deseado es ganar, y lo más honorable es ser reconocido por compañeros, medios de comunicación y por gran parte de la sociedad actual. Rafa Nadal representa, al margen de sus convincentes triunfos, un espíritu admirable y un comportamiento ejemplar, un placer para los ojos y una fórmula para ser siempre reconocido, un leiv motiv para el deporte y un espejo de juventud, un halo de frescura y un dechado de cortesía, un haz de tímida naturalidad. Un campeón al que muy personalmente, quisiera trasmitirle un agradecimiento sincero por haber sido él, en esta bitácora, el mejor momento de muchas noches de trabajo. Los personajes anónimos carecemos del poder ilimitado de los medios de comunicación, pero en esta ocasión saber de RAFA NADAL ha sido más que la fuerza y el ánimo que, desde estas páginas, hubiera deseado trasmitirle desde la primera entrada.


NO TE PIERDAS ESTE VÍDEO


FOTOGRAFÍA: RTVE


QUERIDO RAFAEL NADAL


En mi opinión y a bote pronto, has jugado, como tú has manifestado, la mejor final que te recuerdo. Nada nos hace más feliz que alcanzar objetivos y verlos cumplidos a nuestro alrededor. Quiero decirte que nunca sabrás cuánto consigues por ser como demuestras. Cuando el tenis no sea tu profesión, Roland Garros tendrá escrito tu nombre y los números que simbolicen cada uno de los sets ganados para ser uno de sus más grandes mosqueteros. Sin embargo, lo que nunca podrá describir ningún torneo en su palmarés es tu biografía personal, tus pensamientos sin voz tratando de recoger en un gimnasio, en un hotel o en Mallorca, los motivos para luchar por cada uno de los sets conquistados. A tus aficionados nos queda un orgullo que, si bien es propio, lo imaginamos como tuyo por habérnoslo convertido en honor al verte levantar los brazos siempre cuando compites, y el día de mañana cuando competiste.

NADAL, VENCEDOR DE ROLAND GARROS

ENHORABUENA, CAMPEONÍSIMO

NOTA: En pocas horas estará publicada en este Blog la entrada sobre la victoría de Rafael Nadal en Roland Garros 2010.

04 junio 2010

6 DE JUNIO, FIESTA EN PARÍS

Tal vez haya sido el partido menos complicado para NADAL. Su rival, seguramente satisfecho después de vencer a Djokovic, ha presentado sobre la pista central de Roland Garros un tenis que difícilmente podría haber prolongado su sueño de pisar una final de Grand Slam. RAFA NADAL ha vencido a JURGEN MELZER (6-2, 6-3 y 7-6) y jugará su quinta final (desde 2005) en París con el objetivo de ganar al único tenista que ha sido capaz de ganarle en París (37 victorias y 1 derrota, frente a Söderling), su quinto título individual y el número uno del ranking mundial.

Jurgen Melzer ha desplegado su mejor juego a medida que el partido iba trasladándose del lado de Rafael Nadal. En el tercer set, sirviendo éste último para cerrar el partido (5-4), rompió en blanco su servicio para igualar a cinco juegos. Algo inusual para el mallorquín. Para Melzer no cabe, sin embargo, más que el reconocimiento de un torneo sobresaliente pues no en vano, nunca ocupó plaza entre los 25 primeros de la ATP (antes del Abierto de Francia, el 27). Disputó, como bien señaló, el partido de su vida en cuartos de final y dirimir contra Nada una semifinal de Roland Garos debe de ser una empresa casi imposible después de emplear cinco sets y cuatro horas de juego para derrotar a Djokovic. Por su parte, Rafa tiene ante sí la oportunidad de aminorar el sabor de la edición pasada cuando Söderling le eliminó en octavos de final. Pero el domingo, no es una venganza sino una final.

En efecto, Söderling será el rival de NADAL en la final del próximo domingo 6 DE JUNIO. Especializado en sombrear horizontes de números uno (Nadal en 2009 y Federer en 2010 ambos en París), el nórdico jugará sin plenas garantías su segunda final consecutiva en el mejor escenario del mundo sobre tierra batida. Cinco sets ha tenido que disputar frente a TOMAS BERDYCH (6-3, 3-6, 5-7, 6-3 y 6-3) para alcanzar el derecho de un Grand Slam. Rafael Nadal ha disputado un torneo inmaculado (no ha perdido un set), presenta un impoluto palmarés sobre arcilla esta termporada (Monte Carlo, Roma y Madrid) y parece haber olvidado su pasado más cercano con victorias, juego y una esperanza infinita. Del tenis se recuerda siempre la gloria y los honores, el color de la tierra y el olor de la hierba, la luz de Australia y los protagonistas de las victorias, ... en todo ello, Nadal ocupa una localidad de palco. Sería aconsejable que tanto horizonte a la vista (ganar a Söderling, ganar Roland Garros, recuperar el 1 ATP) no cegaran su visión. Todo está, de nuevo, por llegar.

QUERIDO AMIGO (DE TANTOS): el próximo domingo es fiesta en París. Tú eres quien nos vistes a todos para ella y tu presencia no es únicamente tu tenis (que también). No temas por ganar. Estoy seguro de que no hay nada parecido a estar otra vez frente a un Grand Slam. Más que nunca y en nombre de este blog, suerte y ánimo, Rafa.

02 junio 2010

EL MEJOR LUGAR DE ENCUENTRO

Será difícil que NICOLÁS ALMAGRO pueda encontrar un día y un lugar más propicio para vencer a RAFA NADAL después del partido disputado en la pista central de ROLAND GARROS correspondiente a cuartos de final. Nadal ha vencido por 7-6, 7-6 y 6-4 en dos horas y media de juego y alcanza las semifinales de París en donde se encontrará al serbio DJOKOVIC o al austriaco MELZER (en el momento de publicar esta entrada, empataban a dos sets). Con esta victoria, el mallorquín se acerca al objetivo de volver a ser número uno del mundo después de la inesperada derrota de Roger Federer ante Robin Söderling.

Almagro, con gran fortaleza mental, nunca dejó la iniciativa de su rival, que mostró un nivel de juego inusual en él y para unos cuartos de final de un Grand Slam. A pesar de cometer más errores no forzados de lo esperado, Nadal está a dos pasos de levantar sus brazos nuevamente en la ciudad de la luz. Para ello sería aconsejable que olvidara tal vez sus tiempos pasados y atenuara parte de sus rituales (pisar la línea, tocarse la cinta, apurar el tiempo para servir, un mordisco de plátano, un sorbo de una botella, otro de otra, una carrera premeditada antes del inicio, la toalla, el pantalón) que no son sino una demostración de una dependencia infructuosa aunque continúe siendo el rey de la tierra batida. Sigo creyendo que, sin quererlo, muestra nervios, inquietud y demasiada responsabilidad. Es como si tratara de explicar en cada partido por qué PARÍS es el mejor lugar de encuentro. También lo es para una universal mayoría que suelen adivinar al apostar por él. En su partido de semifinal estarán escritas algunas de las claves para que el domingo 6 DE JUNIO RAFA NADAL pueda contar con los dedos de una mano, sus triunfos en ROLAND GARROS.

Querido Rafa
: Sabes cómo ha jugado Nico y cómo ha querido batirse en una superficie que es tuya, pero también suya. No olvides concentrarte como lo vienes haciendo y trata de encontrar en la profundidad tu arma perfecto para distanciar a tu rival del marcador y de sus objetivos. Me gustaría no sólo poderte trasmitir el verdadero significado de estas palabras, sino el aliento de tanta gente que me pregunta por ti queriendo que mi respuesta sea siempre una buena noticia para ti. Mucho ánimo, Rafa.

ÚLTIMA HORA : El austriaco MELZER será el rival de NADAL en semifinales tras derrotar al serbio DJOKOVIC en cinco sets por 3-6, 2-6, 6-2, 7-6 y 6-4.

ES POSIBLE

Después de que FEDERER haya sido eliminado en la ronda de cuartos de final de ROLAND GARROS a manos del sueco SÖDERLING (3-6, 6-3, 7-5 y 6-4), RAFA NADAL podría recuperar el cetro mundial del tenis en caso de adjudicarse el actual Abierto de Francia. Para ello deberá derrotar, en primer lugar y en cuartos de final, a NICOLÁS ALMAGRO.

Desde que este blog asomó sus páginas en Internet, a mediados de noviembre de 2009, su nombre [OBJETIVO NÚMERO UNO] ha querido testificar su deseo (por entonces remoto) de que Rafael Nadal volviera a ser NÚMERO UNO del mundo. Una ilusión descrita y una realidad ahora posible.

Estimado Rafa: Intuyo que, sobre una pista de tenis, no temes a nadie. Tampoco temas a nada. Estamos permanentemente de tu parte. Son tres los escalones que te separan de ROLAND GARROS. Camínalos de uno en uno, sin pensar en el siguiente y sin olvidar este ánimo colectivo.

FOTOGRAFÍA: Bertrand Guay - AFP

01 junio 2010

GESTO INCONFUNDIBLE

Debo reconocer que no lo había visto jugar hasta hoy. La noche antes del partido NADAL vs BELLUCCI (6–2, 7–5 y 6–4) quise ver algunos vídeos del jugador brasileño. Un tenista zurdo de notable altura que se favorece en pocas ocasiones de su servicio. Su revés, sobresaliente, busca las líneas paralelas y cruzadas con el éxito que debería acompañar a un jugador de nivel superior. Después de su partido en octavos de final del Abierto de ROLAND GARROS, THOMAZ BELLUCCI (29 Ranking ATP) ha demostrado sin duda que puede inquietar argumentadamente a todo un número dos del mundo. Su estatura (188 cm) podría haberle dificultado su juego frente a Nadal. Sin embargo, no fue así. Intentó en todo momento que la pelota nunca alcanzase su máxima altura para que Rafa tuviera la menor ventaja y sobre todo, el menor tiempo posible para recuperar su posición. Era una táctica arriesgada, pero desdibujó en ocasiones al mallorquín. Éste, por su parte, en una línea de juego ascendente (sin firmar un gran partido), trató de dominar al carioca en el fondo de la pista sabedor a buen seguro de las dificultades de Bellucci para sorprenderle en la red. Rafa Nadal ha sufrido (como muestra la imagen con una explosiva celebración tras su empate a cinco juegos de la segunda manga) un partido necesario para ganar cualquier gran torneo.

En mi opinión, su mejor encuentro hasta el momento lo ha disputado con Hewitt y será difícil que frente a otro rival en París pueda golpear con mayor potencia a la bola que contra el australiano. Quizá contra NICOLÁS ALMAGRO (21 Ranking ATP) en cuartos de final, rival con quien reeditará la última semifinal del MASTERS 1000 de Madrid en donde “Nico” completó, a pesar de caer derrotado, un partido sensacional y un primer set exclusivo. Almagro ha derrotado en los octavos de final del Abierto de Francia al número 9 del mundo, el también español VERDASCO (6–1, 4–6, 6–1 y 6–4). El murciano es un enemigo en el mejor momento de su carrera deportiva y capacitado para discutir el triunfo a cualquier número uno. Por tanto, un serio obstáculo al que RAFA NADAL debe temer, o debería temer, porque guarda en sus redes muchos de los golpes que más contrarían uno de sus gestos más inconfundibles. Ánimo, Rafa, vas a lograrlo.

FOTOGRAFÍA


MARCADORES