12 septiembre 2011

¿PODRÁ NADAL ESTA VEZ?


Rafael Nadal podrá decir que estuvo en Nueva York en el décimo aniversario del 11 S. De cumplirse sus deseos, homenajeará a las víctimas si consigue alzarse con su segundo US OPEN y su GRAND SLAM número 11, precisamente once.

Lunes, 12 SEPTIEMBRE 2011, 22 HORAS (hora local española) son el día y la hora en que se escribirá en la Final del US OPEN una página, otra, de la carrera deportiva de dos tenistas que evolucionaron hacia un mismo punto en donde únicamente parece tener cabida la victoria. Novak Djokovic, actual número uno del mundo, medirá su temporada más veces soñada frente a Rafael Nadal, número dos, en medio de un año tan sobresaliente para él como descarado, agobiante, impensable, cruel y difícil. No en vano, de no haberse topado con el serbio en cinco finales durante esta temporada, seguramente podrían aún escribirse titulares destellantes en torno a los títulos obtenidos.



Lo cierto es que Djokovic ha derrotado a Nadal en las últimas cinco finales que disputaron y para el mallorquín el encuentro de Nueva York debe de suponer una nueva oportunidad para merodear en su desesperación o para doblar la esquina prohibida que le supone, desde hace un año, mirar al fondo de la pista y contemplar a Djokovic serio en vez de desdibujado como antes, concentrado en vez de gesticulante, preciso en vez de eventualmente genial, desafiante en vez de derrotado, rotundo en vez de inestable, competitivo en vez de competidor y en definitiva, más sólido que fluido en cualquier aspecto. Rafael Nadal no está ante ningún reto sino ante una nueva final de Grand Slam. Quizá muchos expertos duden sobre las preferencias del insular ante este partido: ¿qué desea más, ganar a Novak Djokovic o ganar  su segundo US Open?





2 comentarios:

  1. No pudo; quiso, pero enfrente está Djokovic. Y para ganar este US Open el objetivo era único: vencer a Nole. Es su bestia negra sí, pero al mismo tiempo es un referente para reencontrarse con su mejor juego y su mayor fuerza (la mental).

    Los titulares se ceban con la derrota y restan protagonismo a la victoria, justa victoria.

    ResponderEliminar
  2. La victoria es justa, indiscutible. No tengo noticias sobre titulares que se hayan cebado con Nadal, que hizo lo que pudo, luchó como un animal herido y no se rindió hasta que estuvo realmente hasta los mismísimos c..... de su rival. A diferencia de lo que dice Judith, creo que a Nadal le hubiera alegrado más ganar el US Open que a Djokovic, aunque esto último le habría sentado mejor a su futuro más próximo. Gracias, Judith.

    ResponderEliminar

MARCADORES