17 octubre 2011

QUERIDO AMIGO ...

... Estamos a tu lado los mismos rostros que sentábamos a nuestros amigos para ver la mejor expresión de cómo debe batirse un deportista. Estamos a tu lado los mismos asientos que ocupaban los aplausos que admitías en silencio y en intimidad. Estamos a tu lado las mismas opiniones que te leían mientras el recuerdo no dejaba olvidarte. Estamos a tu lado las mismas formas y los mismos gestos que te acompañaban en cada una de tus metas y decepciones. Estamos todos y el silencio, aun áspero y amargo, es ahora silencio cómplice. Porque no estamos cansados ni estamos alejados ni estamos en un margen adonde tu mirada no llegue. Tampoco estamos a punto de abandonar ni en el deseo de verte de nuevo en este o aquel lugar. Estamos todos sentados, uno tras otro, sobre el deseo colectivo de verte feliz y en el espacio donde tú solo sepas. Ojalá cuente cada palabra para cada uno de tus momentos difíciles. Todas fueron escritas muy juntas sobre una pared en señal de cercanía, calor y aplauso.

ÁNIMO, RAFAEL


No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARCADORES