28 agosto 2015

DÉJADME ...



... envolver en un grito de cristal.

02 agosto 2015

ON TIME

Elogiado hasta la saciedad, encumbrado al olimpo divino del deporte, reconocido allende los mares, Rafael Nadal guerrea con suerte dispar en batallas menores mientras su carrera deportiva agoniza lejos del inmaculado brillo que su pasado pareció presagiarnos. El tenista no parece acusar el singular sufrimiento de la derrota ante rivales discretos y parece, incluso, cuestionarse asimismo su hegemonía en las pistas. Indudablemente lejos de poderse enfrentar con mínimas garantías de éxito ante los más grandes, al balear tal vez le esté sobrando un voto de más por sí mismo. A nadie tuvo que convencer y a nadie debe ahora hacerlo. Mas verlo deambular impotente entre líneas y gestos impotentes tratando de preguntarse el porqué de algunos errores, nos trae inquietamente al recuerdo el comportamiento de sus rivales cuando el pupilo de Toni Nadal torpedeaba y barría los más lujosos escensarios del circuito internacional con fuste y un tenis adictivo.

MARCADORES